viernes, 11 de octubre de 2013

¿Por qué se me cae tanto el cabello?


Causas de la caída del cabello en las mujeres


Analiza cómo es el cabello de las mujeres en tu familia, ¿fuerte, grueso y abundante, o débil, delgado y escaso? Los genes definen cómo es y será tu cabello con el paso del tiempo, sin embargo también otros factores ocasionan su pérdida.

"Es posible revertir la pérdida y restaurar la vitalidad a una melena, pero necesitamos cambiar la forma en que hemos tratado a nuestro cabello durante años", asegura la especialista en crecimiento capilar, Sandra Martín del Campo, del spa capilar Genetic Tuck Altavista, quien nos habla de las principales razones por las que a las mujeres se nos cae el cabello y cómo detenerlo:

Se tapa el folículo

Debido a la producción de sebo u otros productos acumulados, el conducto por donde crece el cabello no permite su salida, retarda su crecimiento, lo debilita y termina por tirarlo. "Los aceites abrillantadores, acondicionadores, tratamientos hidratantes, estlizadores para peinar como ceras, cremas, mousses y geles, por mucho que los pongas sólo en las puntas, se recorren hacia la raíz y terminan en tu cuero cabelludo", afirma la especialista. También son agentes taponadores el polvo, la contaminación y la caspa.

Aunque no existe ningún procedimiento milagroso, es posible detener su caída y recuperar el cabello perdido con un diagnóstico correcto y un tratamiento oportuno. Si acudes a tiempo a un centro de control de caída y regeneración del cabello, un profesional llena tu historial médico, te aplica un láser frío para estimular la irrigación sanguínea del cuero cabelludo y así recibir mejor el tratamiento anticaída, y finalmente realiza un diagnóstico de la salud de tu cabello con un microscopio para determinar qué tratamiento necesitas. El costo varía dependiendo de tu tratamiento personal y cada producto cuesta alrededor de $500 MX.

Si lees la etiqueta de tu shampoo y la de tu detergente de ropa, encontrarás que ambos contienen los mismos químicos, los cuales resultan demasiado abrasivos, estresan el cuero cabelludo, resecan la hebra, y lejos de limpiarlo y nutrirlo, estimulan a sus glándulas sebáceas a producir más grasa. Para revertirlo, haz lo siguiente:

- Prepara. Usa un tratamiento limpiador desintoxicante que remueva suave y profundamente las impurezas, refuerce la circulación y fortalezca los folículos débiles. Masajea el cuero cabelludo y déjalo trabajar dos minutos.
- Lava. Usa diariamente un shampoo purificante, con una fórmula botánica, proteínas y vitaminas, sin detergentes ni parabenos, que combata la acumulación de sebo, estimule el cuero cabelludo y acelere la renovación celular.
- Humecta. Aplica un acondicionador fortificante con vitamina L, pues es esencial para la formación de proteínas en el cuerpo, le proporciona nutrientes y lo hace más fuerte y grueso. Masajea suavemente, déjalo actuar, si deseas no enjuagues y péinalo normalmente.

Lo jalas y/o maltratas

Es un mito que el cabello crezca más si lo cepillas en exceso o si duermes con él amarrado en colitas o trenzas. Por el contrario, con esto lo estás jalando y desprendiendo de raíz. También si lo frotas, lo desenredas con fuerza, lo aprietas demasiado en un chongo, abusas de la plancha, tenaza o secadora, o lo friccionas mojado con una toalla. Otras formas de debilitarlo de raíz son teñirlo o decolorarlo muy seguido.

¿Qué hacer? Desenrédalo suavemente cuando esté húmedo, jamás duermas con él amarrado, déjalo ligeramente suelto cuando lo sujetes, no abuses de las herramientas de calor, y opta por hacerte mechas o luces, pues dañarán menos la raíz que un teñido completo.

Tu estado de salud no es óptimo

Llevar una mala alimentación, una dieta estricta, pobre en vitaminas y proteínas, afecta el crecimiento de un cabello fuerte y sano. Se suele perder cabello de forma importante después de una enfermedad, una cirugía, un cambio hormonal como el embarazo o la menopausia. También son motivo de una pérdida importante de cabello los efectos secundarios de algunos medicamentos, los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia o radioterapia, los problemas de salud como la anemia, tiroidismo, infecciones graves o enfermedades autoinmunes.

Actúa de inmediato. "Entre más pronto hagas algo por controlar la caída del cabello, más seguro recuperarás el cabello perdido, ya que cuando aún existe un folículo abierto, es posible que mediante ciertos tratamientos capilares estimules su irrigación sanguínea y ayudes a un nuevo crecimiento. Los folículos ya cerrados de un cuero cabelludo con calvicie ya no será posible estimularlos para reactivar el crecimiento", afirma la experta.

Ve aquí los Alimentos anti caída del cabello

Nervios o estrés emocional intenso

La caída del cabello ha dejado de ser exclusiva de los hombres, ya que el ritmo de vida actual es la razón principal de esta pérdida en las mujeres jóvenes. Ya es un hábito el trabajar intensamente, manejar en el tráfico, tener mil actividades y relacionarse con los demás de una forma complicada, pero la caída del cabello por estrés suele aparecer después de algún evento psicológico prolongado. El estrés daña los folículos pilosos porque se liberan hormonas que debilitan la raíz del cabello y lo adelgazan.

Hazte consciente cada vez que te sientas nerviosa o tensa, y reflexiona en que tú eres la única persona que puede permitir que los eventos externos la estresen. Relájate con respiración profunda, meditación trascendental o yoga. La caída del cabello por estrés es sólo temporal y es muy posible que unos meses después el cabello vuelva a crecer nuevamente.

Más información

www.genetictuck.com
www.tusolucioncapilar.com

Y tú, ¿estás haciendo algo incorrecto por lo que se te cae el cabello?

Fuente:http://www2.esmas.com/mujer/belleza-y-moda/cabello/643509/que-se-me-cae-tanto-cabello/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada