domingo, 6 de enero de 2013

5 Trucos que harán desaparecer esos antojos de algo dulce


Cuando te sientes infeliz con tu cuerpo, verte al espejo puede ser una pesadilla…
Una experiencia dolorosa que hace que digas “¡basta!”…
Que te prometas a ti mismo que vas a cambiar tu vida.
Y estoy segura de que así lo quieres, pero decirlo y hacerlo son dos cosas completamente distintas.
Dime si esto que estoy diciendo no te parece conocido…
Te propones tus metas… y te dices a ti mismo que vas a perder peso.
Empiezas a comer menos… a lo mejor hasta empiezas a ir al gimnasio…
Y todo va bien.
El peso comienza a bajar.
Pero pronto… a lo mejor en una semana… a lo mejor en dos… te encuentras en el medio de una tentación, de un momento de debilidad.
Y comienzas a sentir antojos…
Son tolerables al principio, pero eso pronto se escapa de tus manos… y se hacen insoportables…
Tu cuerpo te pide a gritos que le des azúcar…
Y a pesar de que estás luchando contra ti mismo, es solo cuestión de tiempo para que caigas en la tentación…
“Me he estado portando bien. Un dulcito no me hará daño.”
Pero una vez que le das una probadita, esos antojos se esparcirán como el fuego…
Esa pequeña cucharadita de helado que te ibas a comer… te llevo a comerte la mitad del pote.
De repente, un paquete completo de Oreos, desaparece…
Sientes que te fallaste… y tu motivación cae por completo.
Todo porque no supiste controlar esos horribles antojos.
Bueno, aquí tienes algunos consejos que puedes utilizar la próxima vez que sientas los antojos venir… para que los puedas eliminar antes de que lleguen.

Come más seguido.

Resulta… que esos antojos se tratan de tu cuerpo diciéndote que tiene hambre de algo nutritivo. Necesita energía, y el azúcar es la manera más rápida de proporcionársela (¡aunque te engorde después!) Entonces, al comer pequeñas porciones de comidas durante el día, mantendrás tu cuerpo alimentado para que no se sienta abandonado, y esos antojos cada vez se manifestarán en periodos de tiempo más largos que antes.

Incluye una proteína en cada comida.

La proteína se tarda más en digerirse, así que te puede mantener lleno por más tiempo, lo que hace que sea raro que tengas antojos de comer algo dulce.

Evita los edulcorantes artificiales.

Además de todos los problemas de salud a los que han sido vinculados, los edulcorantes artificiales (como los refrescos de “dieta”) han demostrado que también son motivo de antojos de algo dulce.

Cepíllate los dientes.

Sé que suena extraño, pero este truco es uno de los mejores cuando sientes que te están dando ganas de comer algo dulce. Cuando sientes la boca limpia y fresca después del cepillado, no querrás arruinarla con nada dulce.

Bébete un vaso grande de agua.

Cuando estás deshidratado, es fácil para tu cuerpo confundirse entre hambre y sed, ya que son similares. Asi que antes de buscar que dulce comer, prueba tomándote un vaso de agua y ve si los antojos desaparecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada