sábado, 19 de enero de 2013

Sal marina como exfoliante


Si aún no conoces las propiedades de la sal marina, es hora de que lo hagas. Es así que es un excelente exfoliante para retirar células muertas e impurezas de la piel. Pero sus beneficios no terminan allí.

Es que la sal marina proviene de la evaporación del agua de mar y tiene una alta dosis en oligoelementos, que se transmiten también a la piel a medida que se desintoxican los poros.


Lo que puedes hacer es mezclar a tu crema u óleo corporal un puñado de sal marina y dar masajes en todo el cuerpo, especialmente en las zonas afectadas por la celulitis, puesto que ayuda a atenuarla. La sal marina ayuda a drenar los líquidos acumulados, y desintoxica.


Pero también es saludable por dentro, así que es recomendable reemplazar la sal habitual en tus alimentos por la más saludable sal marina. Aporta más minerales saludables y contribuye a combatir el colesterol.

Aún hay más: se dice que la sal marina tiene la misma exacta composición mineral que el suero sanguíneo, por eso su aporte de minerales es tan beneficioso para el organismo. Tiene muchas menos contraindicaciones para la salud que la nociva sal común.

Su composición incluye: azufre, boro, bromo, carbono, estroncio, magnesio, potasio, sodio, aluminio, arsénico, bario, cesio, cobalto, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, nitrógeno, oro, plata, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio, cinc, yodo.

Si tienes cualquier problema de salud, consulta con un médico antes de utilizar sal marina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada