martes, 6 de agosto de 2013

¿Qué es la dieta rajástica?


Un tipo de alimentación india que no sirve para perder peso

Si uno busca rápidamente en internet se encontrará con que muchos hablan de la dieta rajástica o rajásica como una propuesta de la India saludable, libre de carnes y que conecta con la espiritualidad. Sin embargo, los conceptos vertidos en el Baghavad Gita dicen prácticamente lo contrario. Conoce más acerca de este tipo de alimentación oriental, que no te servirá para adelgazar como muchos pregonan por ahí.

Existe mucha mala información dando vueltas por internet con respecto a la dieta rajástica o rajásica. De hecho, varios señalan que es una dieta ligera, basada en frutas y que elimina las carnes. Sin embargo, al consultar cualquier fuente que tenga conocimiento en alimentación relacionada con el ayurveda y la cultura india, uno se puede encontrar que es justamente todo lo contrario.

La alimentación rajásica, siguiendo los conceptos vertidos por la tradición milenaria de la India, es uno de los tres pilares alimenticios que se dan en dicha cultura:

El primero de ellos, considerado el más sano y el más importante, es el tipo de alimentación sáttvico, que promueve el consumo de vegetales y productos de la tierra, sin carnes, con poca o nada de cocción y que son lo más naturales posibles. Son claramente espirituales.

El tipo de alimentación tamásico, el que más aletarga y peor hace. En cierta forma, se relaciona con la comida chatarra, industrializada y con poco de natural y mucho de artificial. Coincide en algunos puntos con la rajástica, que verás a continuación.

Por último, el tipo de dieta rajástica es el que promueve alimentos estimulantes, terrenales, que despiertan, pero que también alejan de la espiritualidad. Por eso, no son considerados esenciales dentro de la alimentación que sugiere el Baghavad Gita.

¿Qué alimentos o platos incluye la dieta rajástica?

Los alimentos que se incluyen son comidas demasiado especiadas, muy calientes, pesadas, con abundante pescado, con huevos, con exceso de sal y que incluye al alcohol, el tabaco y otras sustancias estimulantes como propias. También los alimentos procesados y con químicos. Sin duda alguna, alimentos como el ajo, el jengibre, los condimentos o la cebolla van dentro de la categoría rajástica, pero no son perjudiciales. Si bien son estimulantes, también entran dentro de la categoría tamásica, la más temida de todas. Pero el tema aquí está dado principalmente por el exceso que se haga de unos u otros.

Obviamente, siguiendo los preceptos de la alimentación de la India, pueden estar presentes tanto los alimentos sáttvicos (los más espirituales), los tamásicos (aletargan, te vuelven lento y pesado) y los rajásticos (los más humanos, los más terrenales; los más estimulantes). Si bien los sáttvicos deben predominar, no hace falta negarte a una taza de té, un trocito de chocolate, una taza de café, un poco de ajo, jengibre o una comida especiada.

El tema es encontrar un balance, que es justamente lo que se propone. Por ejemplo, alguien que lleva una dieta vegana o vegetariana, puede ayudarse con un poco de alimentación rajástica para combatir el frío y el letargo.

¿Voy a adelgazar haciendo la dieta rajástica?

Claramente no. ¿O se te ocurre que puedes llegar a perder peso comiendo alimentos procesados y abundantes, carnes en exceso o alcohol? Aquellos que promueven a la alimentación rajástica como saludable y buena para adelgazar, incluso considerándola libre de carnes, como se ve por internet, están promoviendo lisa y llanamente información falsa.

Por eso mismo, si quieres seguir un tipo de alimentación propuesto por la tradición de la India y su saludable espiritualidad, lo mejor será que te instruyas muy bien y consultes con un especialista en este tipo de cuestiones en tu zona, ya que en la red podrás encontrarte muchas falacias; sobre todo si te quedas con las primeras cosas que encuentras en un buscador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada