sábado, 14 de septiembre de 2013

¿Cómo potenciar el efecto adelgazante de las infusiones?


Sacar provecho de las infusiones para obtener su máximo potencial
Las infusiones que adelgazan son un complemento muy importante perder peso, y que mejor que sacar el mayor provecho de estas. Para lograrlo es importante que sepas cuando es mejor consumirlas, para potenciar su efecto adelgazante y para sacar el mayor provecho de ellas para obtener su máximo potencial.

Existen muchas infusiones con propiedades para adelgazar, ya sea porque son quemas grasas, diuréticas, laxantes, digestivas o antioxidantes. No obstante, más allá de sus propiedades, es importante que conozcas si es mejor tomarlas antes o después de las comidas?

¿Cómo potenciar el efecto adelgazante de las infusiones?

Si bien las infusiones adelgazantes puedes beberlas en cualquier momento del día, puedes potenciar sus beneficios adelgazantes si las bebes antes del desayuno, antes de almorzar y cenar. De esta forma sumarás beneficios extras.

Si decides beber infusiones antes de la comidas, estos son sus efectos

Reduce el apetito. Si bebes una taza de infusión fría o caliente 15 a 20 minutos antes de comenzar a comer, esta reducirá tu apetito y aumentará tu saciedad. Este hábito se verá reflejado en la reducción de ingesta de cantidad de comida y por ende de calorías.

Brinda saciedad. Esta propiedad está relacionada con la anterior. Al consumir un vaso de té frío o una taza de té caliente, se desencadenan una serie de reacciones e impulsos nerviosos que estimulan el centro de saciedad (que se encuentra en el cerebro), de esta forma comerás menos.
Aumenta el metabolismo. Algunos tés como las infusiones quema grasas aumentan el metabolismo, por lo tanto al tomarlas antes de comer, podrás acelerar la combustión de los nutrientes presentes en los alimentos.
Si bebes las infusiones después de la comida, estos sus efectos

Reduce la absorción de ciertos nutrientes. La desventaja mayor es que bebiendo ciertas infusiones como té verde, té negro o té rojo, entre otras, se puede reducir la absorción de ciertos nutrientes como el hierro de los alimentos proteicos, especialmente alimentos ricos en proteínas animales.
Pierdes el beneficio saciante. Si tomas la infusión después de haber comido, pierdes la propiedad de reducir tu apetito. Si bien podrás mejorar tu digestión, lo cual es una ventaja; no se modifica la cantidad de alimentos ingeridos.

Si quieres aprovechar beberlas antes, puedes hacerlo 15 minutos antes de comer, y si quieres consumirlas después de comer, espera otros 15 minutos para evitar la pérdida de absorción de ciertos minerales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada