viernes, 20 de septiembre de 2013

Dieta del helado


Método adelgazante que calma la ansiedad por lo dulce
La dieta del helado es una dieta popular que promete perder kilos y calmar la ansiedad, comiendo algo dulce. Si quieres saber en qué consiste este método adelgazante, no te pierdas este artículo.

Quién no desea perder peso comiendo algo sabroso. Pues bien, para los amantes de los alimentos dulces y del helado hay una dieta que seguro les interesará, la dieta del helado. Este método adelgazante se ha hecho popular en internet por tener características especiales que te permitirían calmar la ansiedad por lo dulce y perder algo de peso.

¿En qué se basa esta dieta?

El fundamento que utilizan los defensores de esta dieta es que el helado a base de leche, al igual que el yogur o la leche, son ricos en calcio, mineral que está comprobado que ayuda a perder peso.
¿Cómo se realiza la dieta del helado?

Este método para perder peso consiste en incluir helado dentro de una dieta hipocalórica. La idea es reemplazar una de las comidas principales, tanto sea el almuerzo o la cena.
Puedes comer hasta un cuarto de helado de frutas por día. En cambio si el helado es preparado con cremas puedes comer hasta 200 gr.
Si bien este método adelgazante promete ser efectivo, la realidad que es una dieta restrictiva que promete perder varios kilos en poco tiempo; lo cual es demasiado bueno para ser real.

¿Qué tiene en contra la dieta del helado?

Pues bien, más allá de ser una dieta desequilibrada, no es una buena recomendación reemplazar una comida principal por helado. En las comidas principales es necesario consumir alimentos de origen vegetal y/o animal, que se adecuarán al peso que debas perder. No es un hábito saludable fomentar el consumo de helado, alimento que no contiene todos los principios nutritivos que el cuerpo necesita para funcionar correctamente.

El helado, si bien puede contener leche y por ende calcio, también es un alimento rico en grasas saturadas y azúcares, lo cual no favorece el tratamiento de la obesidad, ni de otras enfermedades como las dislipemias y la diabetes.

Teniendo en cuenta estas contras que puede tener esta dieta, te propongo un menú diferente a los que circulan por internet. Este menú será equilibrado y contendrá helado para que puedas calmar tu ansiedad por lo dulce.

Ejemplo de Menú

Desayuno: Un vaso de yogur bebible desnatado con una cucharada de salvado de avena. 2 rodajas de piña y una infusión de té verde.
Media Mañana: Una manzana.
Almuerzo: Un vaso de agua antes de comer. Un plato mediano de ensalada de pastas integrales con brócoli, ají morrón y col morada. Una taza de helado de frutas light con el agregado de una cucharadita de dos o tres fresas o medio melocotón.
Merienda: Una taza de té verde con una rebanada de pan integral con queso untable 0% grasas.
Media Tarde: Un puñado de almendras o nueces.
Cena: Un vaso de agua antes de comer. Una porción de pescado o pollo sin piel a la parrilla con ensalada de vegetales frescos a gusto. Una taza de ensaladas de frutas con una cucharada de helado de frutas.
640px-Strawberry_Ice_Cream_with_Strawberries_01

Si bien con este menú perderás peso más lentamente ya que es ligeramente hipocalórico, podrás hacerlo en forma más saludable y evitando el efecto rebote, así como también otros efectos adversos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada