martes, 2 de julio de 2013

Como evitar manchas y alergias en la piel


La depilación puede ser agresiva para la mujer en cualquier época del año, sin embargo, en verano los riesgos son aún mayores ya que los intervalos entre una depilación y otra son menores. Además, el contacto con la arena, demasiada exposición solar y piscina aumentan aun más la sensibilidad de la piel. El resultado es una piel mucho más sensible, más propensa a quemaduras y alergias.

Todos los tipos de depilación acaba agrediendo un poco la piel, estos resultados pueden ser minimizados con algunos consejos de belleza esenciales para el verano:

Siempre que realices tu depilación, es necesario hidratar profundamente la piel. Los elementos que sustentan la piel son removidos con la depilación, así como la capa superficial de oleosidad que protege el cutis. Esta capa es recuperada más fácilmente con la ayuda de una correcta hidratación.

Después de depilarte, lo correcto es quedarse dos días sin tomar sol, este cuidado evita manchas y permite que la rojez no se convierta en alergia.

Después de la depilación, evita aplicar productos a base de alcohol o ácidos, ellos manchará tu piel. Lo mejor es la aplicación de aceites y cremas a base de urea, macadamia o aloe vera.

El filtro solar es esencial para el verano, no irrita la piel. El problema es que tampoco hidrata. Siendo así, lo mejor es aplicar el hidratante en la piel y después de absorbido, usar un filtro solar minino FPS 30 para prevenir manchas oscuras.

Sea cual sea tu método de depilación favorito, cuidado: remueva siempre los pelos en el sentido contrario al nacimiento de los pelos, así la depilación será más fácil y no ocurrirán lesiones ni, sangrados. No “toquetee” la piel para retirar el pelo ya que eso genera manchas y lesiones.

Una alternativa para quien sufre demasiado con las depilaciones es clarear los pelillos con productos decolorantes. Es una forma sexy y menos agresiva de ocultar el vello sin perjudicar la piel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada